Brasil Campeón, por Escándalo!!!

Brasil, en un torneo dominado por las polémicas y los errores en el uso del VAR, venció 3 a 1 a Perú en la final y se consagró campeón de la Copa América.

Dos golazos y un ayudín. Otra vez un ayudín. Dos golazos y un penal escandaloso para levantar la Copa América, la quinta de cinco en su casa. Dos golazos y otra manito arbitral justo cuando Brasil peor la pasaba con Perú. Dos golazos y una supuesta falta a Everton que el chileno Tobar sancionó y que luego tuvo que ir a revisar al VAR (esta vez sí fueron).

Sí, dos golazos y otro fallo cuestionable para lograr lo que la Verdeamarela no pudo en 2014: jugar una final en el Maracaná y ganarla. De todos modos, los fantasmas quedarán. Los que envolvieron a este partido después de las declaraciones de Messi y los que se volverán a generar ahora. Ojo, el equipo de Tite ganó bien la final, pero no le sobró nada. ¿Si fue el mejor del torneo? Después de lo que pasó con Argentina, eso estará en discusión. Y bajo sospecha.

Perú hizo lo que pudo
Brasil, si quisiera agarrarse de ella, podría agarrarse de la estadística, como todo campeón, para justificar este título. Fue el equipo más goleador de la Copa con 12 goles y hasta este partido, no le habían metido goles. De hecho, Paolo Guerrero, con su penal, una racha invicta de Alisson que excedía esta Copa (889 minutos).

Pero ahí estarán los detalles de esta final: en ese penal, el chileno Tobar no dudó en sancionar mano en el área de Thiago Silva, pero igual fue a revisar el VAR (lo que nunca pasó con Argentina) para ratificar su fallo contra el equipo local. Y lo mismo hizo en el penal de Brasil, el de Zambrano a Everton, para el 3 a 1 que convirtió Richarlison. Ahí hasta la decisión que tomó luego de ver la repe es cuestionable: debió anularlo.

La frutilla del postre: otro horror arbitral

Es decir, la polémica por el uso del videoarbitraje se repitió nada menos que en la consagración brasileña. La Copa América lo hizo: puso en duda la utilización de la mejor herramienta para hacer justicia.

Más allá de esto, en lo futbolístico, Brasil pudo definir la final antes. Fue dominador del partido hasta un poco antes de la expulsión de Jesús, por doble amarilla (bien ahí Tobar). Lo hizo desde la posesión de la pelota, desde la conducción de Arthur (el compañero de Messi) y también desde la potencia de Gabriel Jesús (el que Agüero postergó en el City) en el tiempo que estuvo en cancha: el 9 hizo una genialidad para que Everton pusiera el 1-0 y luego él resolvió contra un palo otra gran jugada de Arthur.

Roja, furia y polémicos gestos de Jesus

Después, el equipo de Tite se complicó solo: primero por ese penal de Thiago Silva. Y después, por la evitable expulsión de Jesús. Perú lo apretó y, si bien el local aguantó con oficio, el penal de Tobar le dio el alivio y el esperado título. Así, Brasil terminó ganando la Copa que organizó para eso, con el presidente Jair Bolsonaro y Neymar en el palco, y con el VAR como testigo.

MIRA LOS GOLES:

Fuente Ole

Dejanos tu comentario
Visto
Tio Polo
Pollería Sebastian
Lonera Americana
El Ciclón