¡Argentina vale triple!

¡Argentina vale triple!
La Selección goleó a Corea del Sur en China, donde ganó con la receta rival: a puro tiro de tres. El debut dejó una gran defensa, juego de equipo, la vigencia de Scola y a un Campazzo entero pese a la lesión. Mirá las fotos y los videos.

Pasó el debut en Wuhan y, por el resultado, 95-69, pareció fácil. La Selección, con su juego, lo hizo así. Pero de ninguna manera un primer partido mundialista lo es. En este sentido, el juego de los dirigidos por Oveja Hernández invita a soñar ya desde esta primera jornada del Mundial de Básquet, con resultados que se pueden ver en este enlace.

Scola: récord y aguante

Como dicen en las películas, Argentina le dio de su propia medicina a Corea del Sur, equipo que llegaba precedido por su historia de juego dinámico, sus tiros de tres y la figura del yanqui nacionalizado Ricardo Rattclife, que adoptó el nombre de Guna Ra. De lo expuesto, solo lo último se hizo realidad, con una tremenda llamativa del pivote: 31 puntos en 35′. En Argentina hubo 17 de Laprovittola y 15 de Scola.

La Selección lo empezó a ganar con la defensa que forzaba pérdidas coreanas y no dejaba tomar tiros claros desde el perímetro. En ataque, apenas se dio cuenta de que sí iba a gozar de lanzamientos claros desde afuera, empezó a tirar bombas. Cómo habrá sido, que terminó con mejor estadística de tres, que de dos.

Capitán para todos los tiempos

El camino lo mostró Luis Scola, vigente a los 39 años y reconocido por todos en Wuhan. Pese al 9-4 inicial, los asiáticos lograron adelantarse 11-9, única alarma que sufrió el seleccionado. Un ajuste de marcas volvió a poner en caja el partido.

Esa alarma coreana generó que Oveja Hernández mandara a la cancha a Facundo Campazzo, quizá antes de lo previsto teniendo en cuenta que el base había sufrido el lunes un esguince de tobillo en el amistoso ante Rusia. Sin embargo, el cordobés entró derecho, a puro triple y festejo tocándose la cabeza tras cada conversión, mandando un mensaje interno, seguramente.

Cuenten con Campazzo

Un parcial 13-0 en el primer cuarto dejó el 22-11 final. Uno similar en el segundo, mandó el partido 43-28 al descanso largo. En el arranque del tercero, con tres triples seguidos (dos de Laprovittola y uno de Scola), la historia se fue a un 49-30 inalcanzable.

En el resto del juego, Hernández tuvo la posibilidad de ensayar otras variantes defensivas (zonas) y mandar a todo su plantel a la cancha,generando los debuts mundialistas de Redivo, Caffaro y Fjellerup, que imitaban a Garino, Deck, Brussino y Vildoza, que ya habían ingresado antes, también en sus presentaciones.

Fuente Ole

Dejanos tu comentario
Visto
Tio Polo
Pollería Sebastian
Lonera Americana
El Ciclón