Atrapado en la miseria, Sebastián Piñera mira su legado

Atrapado en la miseria, Sebastián Piñera mira su legado

Sebastián Piñera no es ajeno al sufrimiento. Once días antes del inicio de su primer mandato como presidente chileno en 2010, uno de los terremotos más fuertes que jamás haya devastado su país. Gran parte de esa presidencia se gastó recogiendo pedazos.

Su segundo mandato, esperaba, vería a Chile pasar de un estado de ingresos medios a una nación completamente desarrollada, en cambio marcado por tres crisis: el virus de la corona, el período prolongado de disturbios y protestas sociales en 2019, y la recesión económica global del año pasado. .

“No vinimos aquí para quejarnos o llorar por la leche derramada”, dijo Piñera en una entrevista con el Financial Times cuando se le preguntó sobre las desgracias. “Estamos aquí para lidiar con el sufrimiento y seguir lidiando con él”.

El sufrimiento no fue mucho al comienzo de la carrera de Piñera. Trajo tarjetas de crédito a Chile en la década de 1970 y ganó su primera fortuna. Luego hizo una brillante inversión inicial en Lane Chile, que luego se convirtió en la aerolínea más grande de América Latina, LATAM. En el proceso, se convirtió en uno de los hombres más ricos de Chile, con una fortuna Casi b 3 mil millones, Según Forbes.

En el camino, se ganó la reputación de ser un contratista aterrador. Un empresario de Santiago dice: “No quieres estar del otro lado de la mesa de Piñera.

Como multimillonario conservador y miembro destacado de la élite, Piñera fue un blanco fácil para los manifestantes callejeros en 2019, cuyo ascenso se debió en parte a la ira de que los beneficios del fuerte crecimiento económico de Chile no se compartieran ampliamente.

READ  Chile se compromete hasta que despegue la recuperación de tasas clave récord

Binera fue criticado por su dura respuesta inicial a los disturbios luego de que Chile declarara el estado de emergencia y enviara al ejército a las calles, diciendo que estaba “en guerra con un enemigo poderoso”. Sus índices de audiencia en las encuestas se desplomaron a un solo dígito, lo que llevó a los manifestantes a pedir su renuncia.

Manifestantes en Santiago piden la renuncia de Pinara en octubre de 2019 © Agencia Anatolia a través de Getty Images

La respuesta del gobierno a los disturbios fue ampliamente criticada © Getty Images

“Por supuesto, cometimos un error, pero lo más importante es que creo que pudimos poner los tres grandes desafíos en el camino correcto”, admite Piñera. Las protestas sociales se han transformado en un medio democrático de elegir a los miembros de una conferencia especial para redactar una nueva constitución; La epidemia se ha combatido con los programas de vacunación de más rápido crecimiento en el mundo y el régimen experimental más completo de América Latina; Y se prevé que la economía recuperará sus pérdidas epidémicas más rápido que cualquier otra en América del Sur.

Sin embargo, esta experiencia ha sido una dura prueba para el presidente, ya que la experiencia de muchos años en el sector privado a menudo afecta su estilo de gobierno. “Es el mejor director ejecutivo de Chile, pero es un político terrible”, dice un banquero en Santiago, haciéndose eco de la noción generalmente escuchada de que las habilidades públicas de Piñera no coinciden con su perspicacia comercial.

Un exfuncionario que lo conoce bien dice del presidente: “Es un gerente muy inteligente y talentoso. Pero lo que quiere no es posible. “

Con una energía que rechaza sus 71 años, el mandatario chileno quiere ser recordado cuando dimita el próximo año por ayudar a que su país vuelva al período más difícil de medio siglo y sentar las bases de la prosperidad.

Sin embargo, el objetivo del estatus de país desarrollado sigue siendo difícil de alcanzar. Al comienzo de su primer mandato, Piñera le dijo al Financial Times que esperaba que esto se lograra en 2020, pero una década después admite que “todavía nos queda un largo camino por recorrer”.

En 2010, el presidente inauguró la AFP a través de © Getty Images en su ceremonia de inauguración.

“Hemos venido aquí para lidiar con el sufrimiento. . . Y © © Cristobal Olivares para FT

Andrés Velasco, ex ministro de Finanzas del gobierno de centro izquierda, criticó a Pinara por no hacer lo suficiente para estimular el crecimiento económico, diciendo que dependía demasiado de los “espíritus animales”. “Si la gran razón para votar por Pinara es lograr un aumento sostenible en la tasa de crecimiento, no ha cumplido”, dice Velasco.

Chile aún depende de las exportaciones de cobre, sin embargo, ha generado exitosas ventas al exterior de fruta fresca y vino y continúa invirtiendo en energía renovable y producción de hidrógeno verde.

El presidente señala cómo Covid-19 ha acelerado el cambio tecnológico y dice que la economía digital es un lugar de prosperidad. “Cuando regresemos a un nuevo estado de naturaleza, el mundo será muy diferente …”, dice. “No podemos retrasar la revolución tecnológica”.

Negociador difícil: Sebastián Piñera se convierte en un contratista aterrador © Cristobal Oliver FT

Para seguir siendo competitivo, Chile está desarrollando una red nacional de fibra óptica para servicios de banda ancha y es uno de los primeros países de la región en poner en línea servicios móviles 5G. Junto con otros países de América del Sur, también invierte en la primera conexión de cable óptico de subsistema directo del continente con Asia Oriental y el Pacífico, eliminando la necesidad de dirigir el tráfico a través de América del Norte. Desde 2000, el comercio con China ha crecido hasta convertirse en el mayor socio comercial de Chile. Pinara no tiene tiempo para guerras comerciales y quiere que Estados Unidos coopere con Beijing en lugar de enfrentarlo. No seleccionará páginas sobre cosas como si utilizará la tecnología 5G china. “Chile tiene buenas relaciones con China y buenas relaciones con Estados Unidos”, dice. “No vamos a entrar en esta pelea entre las dos grandes potencias, pero realizaremos subastas de tecnología 5G en interés de Chile”.

Recordando el sentimiento proteccionista entre los demócratas estadounidenses, el presidente Joe Biden dijo que no buscaría nuevos acuerdos comerciales en el curso de su campaña. Sin embargo, espera que Washington eventualmente persiga el objetivo de negociar una zona de libre comercio que cubra todo Estados Unidos, un objetivo establecido por Bill Clinton en 1994, pero que fue abandonado una década después.

A menos de un año de su dimisión, Piñera está decidida y enérgica. Dice que una fuerte fe católica y una familia que lo apoya lo han ayudado a mitigar las tormentas.

Un terremoto en sus primeros días destruyó un tercio de las escuelas y hospitales de Chile.

“Ahora tenemos que afrontar un tipo de sufrimiento diferente”, dice. “Los enfrentamos con todas nuestras fuerzas, nuestra voluntad, nuestras mejores herramientas, nuestra democracia, nuestro estado de derecho y nuestra unidad nacional”.

El ministro de Finanzas se muestra discretamente optimista sobre las oportunidades de crecimiento y recuperación

Rodrigo Certa

Súper ahorradores: el ministro de Finanzas de Chile, Rodrigo Certa, dice que los fondos de emergencia han demostrado su valor © Reuters

Una nueva ola del virus corona, un nuevo cierre patronal e incertidumbre política a largo plazo pueden parecer amenazantes, pero el ministro de Finanzas de Chile, Rodrigo Certa, es inflexible: el país del Pacífico superará el pronóstico oficial de un crecimiento del 5 por ciento este año.

“Comparto con muchos [the idea that] El sesgo se revertirá ”, explica Certa. “Somos constantemente conservadores [in our forecasts]”.

El Fondo Monetario Internacional sigue siendo positivo. Predice una expansión del 6,2 por ciento este año, que acabaría con la disminución de la producción relacionada con la epidemia del año pasado. La economía de Oxford espera que Chile crezca un 7,5 por ciento.

Los precios más altos de la principal exportación de Chile, el cobre, han ayudado a impulsar el crecimiento del PIB en aproximadamente 10 puntos porcentuales y el generoso paquete de apoyo del gobierno. A diferencia de la mayoría de los colegas de los mercados emergentes, Chile no tiene problemas para pagar. Certa dice que la epidemia mostró el valor de los fondos para los días difíciles de Chile. “Durante mucho tiempo les dijimos a los chilenos que ahorramos en los buenos tiempos, e hicimos lo mismo. Nuestro destino les permite ayudar en los malos tiempos”.

La relación deuda / PIB de Chile aumentará al 43 por ciento para 2024, pero a ese nivel, seguirá siendo la envidia de muchos países desarrollados. A pesar de las críticas recibidas después de los disturbios de 2019, Certa cree que los fondos de emergencia muestran el valor del modelo económico amigable con el mercado de Chile.

“Como se puede ver en los últimos 30, 40 años en Chile, hemos visto una caída muy significativa en las tasas de pobreza y un aumento significativo en los ingresos de la población chilena”, dijo el ministro. Unos 30 o 40 años más como este permitirán que el país alcance un estado completamente desarrollado.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

deporve.com.ar